lunes, 16 de septiembre de 2013

15 - 09 - 2.013 Día 128




No solo se ha pasado toda la noche lloviendo sino que esta mañana el cielo estaba totalmente cubierto, cerrado cerrado y diluviando sin parar. Tal y como se presentaba el día solo tenía dos opciones bajar a recepción y decirle que me quedaba otra noche o enfundarme el traje de agua e intentar hacer km.
Como en la habitación no había wifi y la de recepción era malísima, allí no podía hacer nada; quería haberme acercado a ver unas ruinas jemer que hay cerca, pero ayer hablando con unas escocesas que habían ido en bici me lo desaconsejaron, parte de la carretera es pista y con las lluvias es un patatal (mientras me lo contaban estaban metiendo las botas de monte bajo la ducha para intentar quitar todo el barro rojizo que tenían).
Así que traje de agua y con paciencia hacia Camboya, la carretera hoy por Laos también buena. Unos 3 km antes de llegar a la frontera he pasado la oficina de customs de Laos, media vuelta y bajo el aguacero a sacar la carpetilla donde llevo la documentación. Una vez a cubierto me he quitado el casco y la parte superior del traje de agua para no gotearlo todo, he sacado el carnet y me lo han sellado rápidamente (era el único, estaba vació).
Al llegar a la frontera en inmigración me dicen que para ponerme el sello de salida les tengo que pagar dos dólares, otra forma de hacer dinero. (junto a mi estaba uno de una agencia de viajes con decenas de pasaportes y también ha pagado 2$ por cada uno). Ahora a la de Camboya.
Nada más llegar lo primero que hacen unas chicas es pedirme que rellene un formulario sobre mi estado de salud y me toman la temperatura con un termómetro digital (la primera vez que veo algo parecido), tenía 36,5º. Debe estar bien porque he seguido hacia adelante. Primero te encuentras con inmigración pero antes hay que sacar la visa en una caseta de madera que está justo detrás, rellenar formulario, foto de carnet 6x4 cm y pagar 25$, si no tienes foto 2$ más y solucionado.

Customs unos 100 m adelante, he ido andando y he tenido que explicarle como rellenar el carnet de passages; lo ha hecho rápido y listo. Vuelta a inmigración a que echen un sellito al pasaporte y ya puedo cruzar. Al principio no tenía claro si en Camboya se circulaba por la derecha o por la izquierda, he comenzado pegado a la línea central esperando a ver si me encontraba con alguien de frente, carretera desierta; fijándome en las escasísimas señales de tráfico parecía que se circulaba por la derecha pero no estaba totalmente seguro. Unos km más adelante he comenzado a cruzarme con motos, estaba en lo cierto en Camboya también por la derecha.
 La carretera, la “National Highway nº7” totalmente destrozada, llena de agujeros, baches, ramas, perros vacas y demás fauna habitual ….. pero lo peor no es eso. A algún espabilado aprendiz de “carretero” se le ha ocurrido que para que va a gastar dinero en áridos de cantera para reparar los socavones teniendo tierra en los laterales de la misma. Una capa de tierra de unos 20-30 cm sobre el asfalto destrozado en el 40% de los tramos, como aquí casi no llueve y la tierra es pura arcilla pues patatal al canto.
Como ir por una pista de hielo, con las piernas abiertas arrastrando las botas por el barro para ganar algo de estabilidad. He pasado dos camiones volcados, porque no te creas que la tierra la habían ni siquiera compactado …. , han metido una rueda en lo que sería un agujero grande tapado con tierra, se han hundido, se les ha movido la carga y volquete.
Así unos 200 km, y me quejaba yo de Laos ….; después ha mejorado (bueno es que ya no tenía tierra aunque si los agujeros), hay que ir con mucho cuidado pues hay multitud de perros, cabras, cerdos, búfalos, vacas …. y ni se inmutan. En el primer pueblo grande que he cruzado he visto un cajero y he ido a sacar, tenía el depósito lleno pero iba sin dinero, veo que el cajero me va a dar dólares no riales camboyanos, anulo la operación y pregunto a uno que estaba en la cola para sacar. Me explica que en Camboya es casi tan oficial el dólar como él rial, se puede pagar en todos los sitios en $, así que no saco, de esos ya llevo.
Sobre las 17:30, tras haber cogido otro tramo largo de pista, tengo que cruzar el Mekong en una barcaza, la rampa para acceder a la cubierta es el talud natural del rio; unos 40º de inclinación en arcilla pura empapada y brillante y con algo de curva.

Imposible, me caigo fijo; recluto a cuatro señores que estaban cerca y les pongo dos delante y dos detrás sujetando la moto mientras yo montado intento bajar, se va para todos lados pero por suerte ellos la retienen lo suficiente, monto en la barcaza con la cubiertas totalmente saturadas de arcilla.


 
 


 El problema ahora será a ver cómo está la de salida al otro lado. Tras casi 40 minutos esperando a que cruce oscurece, ya de noche cerrada llegamos a la otra orilla, por suerte la rampa aunque también de tierra no está muy mal y salgo solo sin problemas.
Me quedan 90 km para Kompong Thum que es el pueblo más grande en mi ruta, donde encontraré seguro una guest house. Aunque no me gusta circular de noche no me queda otra, por suerte la carretera mejora, en 1 hora y 20 minutos llego. En la segunda guest house que no tiene mala pinta y se ve parking cerrado pregunto, hay habitaciones de 6, 8 y 14$, pero está casi lleno y solo le quedan de 14$. No me lo creo pero da igual, son 10,7 € y tengo aire, nevera y la moto segura.
En la habitación lavo el traje de agua que he llevado todo el día puesto (menos las últimas 2 horas) y que estaba todo salpicado de barro, lavo las botas por fuera y las pongo a secar junto con los guantes. Vaya tenderete tengo montado, bueno lo habitual …

1 comentario:

  1. que bueno Joseba!!! no pares de contar. eskerrik!

    ResponderEliminar